COMUNICADO DE PRENSA: 180 ORGANIZACIONES MUNDIALES EXIGEN QUE EL BANCO  MUNDIAL CIERRE SUS RANKINGS DE NEGOCIO Y CLASIFICACIONES

Jueves, 10 de abril 2014

PARA PUBLICACION INMEDIATA  — EMBARGADO 10 de Abril 2014 a las 10am

CONTACTO PARA LA PRENSA:
Kristen Thomaselli
(202) 471-4228 ext. 101
kristen@keybridge.biz

OAKLAND, CA (10 de abril) – Al llegar las reuniones de primavera del Banco Mundial comenzará en Washington, DC, 180 organizaciones, incluidas las ONG, los sindicatos y los grupos de agricultores y de los consumidores de más de 80 países, exigen al Banco Mundial que termine sus Rankings Doing Business y su apoyo al robo desenfrenado de la tierra y los recursos de algunas de las personas más pobres del mundo – agricultores, pastores, y las comunidades indígenas, muchos de los cuales son productores de alimentos esenciales para todo el planeta.

 

«El Banco Mundial está facilitando la apropiación de tierras y sembrando la pobreza, poniendo los intereses de los inversores extranjeros antes que los de la gente”, dijo Anuradha Mittal, Director Ejecutivo del Oakland Institute.

 

«Los pequeños agricultores son los primeros inversores y empresarios del sector agrícola en los países en desarrollo. En lugar de apoyarlos, el Banco Mundial impulsa el saqueo de los recursos para el beneficio de sus empresas extranjeras y empresarios locales «, dijo Alnoor Ladha, Director Ejecutivo de /Las Reglas del Juego.

 

Los Ranking Doing Business del Banco, que puntúan los países según cómo perciben los funcionarios Washington la «facilidad de hacer negocios» allí, han causado la desregulación económica por parte de los líderes de países en desarrollo con la esperanza de atraer inversión extranjera. Pero, lo que el Banco considera beneficioso para las empresas extranjeras es exactamente lo contrario, con mucha frecuencia, para las comunidades locales.

 

«El ranking de Doing Business y el nuevo Benchmarking de Empresas de Agricultura que está desarrollando actualmente el Banco está presionando a los gobiernos a regalar su país a los intereses privados. Al contrario, ellos deben apoyar a la agricultura familiar y sostenible, su acceso seguro a la tierra, todo lo cual es la clave para la futura económica, social y ambiental de nuestros países», dijo Ibrahim Coulibaly, presidente de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas de Malí (CNOP) y Vicepresidente Presidente de la Red de Organizaciones Campesinas y de Productores de África Occidental (ROPPA).

 

En el sector agrícola, la clasificación alienta a los gobiernos a convertir en mercancía su tierra – y a venderla o arrendara a los inversionistas extranjeros, independientemente de su impacto social o ambiental. Los pequeños agricultores, pastores y pueblos indígenas son las víctimas de este enfoque, ya que los gobiernos y las corporaciones extranjeras trabajan mano a mano para desposeerles de su tierra  y obtener la aprobación del Banco Mundial en el proceso.

 

Los resultados han sido devastador. Gracias a las reformas y políticas guiadas por el Banco, el 20 por ciento de la tierra cultivable en Sierra Leona tomada de las poblaciones rurales ha sido arrendado a los productores de caña de azúcar extranjera y de aceite de palma. En Liberia, los gigantes de aceite de palma británicos, de Malasia y de Indonesia han asegurado contratos de arrendamiento a largo plazo por más de 1,5 millones de hectáreas de tierras que habían sido ocupadas por las comunidades locales. En Filipinas, el tercer destino más popular del mundo para la inversión extranjera en tierras, 5,2 millones de hectáreas han sido adquiridos por las empresas

 

«Los Rankings Doing Business son una espada de Damocles sobre las cabezas de nuestros líderes que esperan a su siguiente puntuación en el ranking para ganar legitimidad ante las instituciones financieras internacionales, los que prescriben los planes de desarrollo para nuestros países, en lugar de los ciudadanos. Queremos nuestra autonomía para decidir el futuro de nuestra tierra, las políticas agrícolas y alimentarias”, dijo Amadou Kanouté, Director de CICODEV África.

 

El problema de la apropiación de tierras está a punto de empeorar. Bajo la presión del G-8 y con financiación de la Fundación Gates, el Banco está doblando hacia abajo con su fetiche para el Ranking a través de la introducción de un nuevo programa llamado «Benchmarking de Empresas de Agricultura» (BBA). El objetivo explícito del BBA es promover «la emergencia de un sector de la agricultura empresarial más fuerte.»

 

«La BBA limitará la capacidad de los gobiernos a alcanzar sus propios objetivos de política alimentaria, permitirá la adquisición corporativa de la tierra y otros recursos, y reducir la protección laboral para los trabajadores agrícolas que ya sufren de graves déficit de trabajo decente», dijo Ron Oswald, Secretario General del sindicato mundial de los trabajadores agrícolas y alimentarias, la IUF.

 

«Estamos de pie con los agricultores, pastores y pueblos indígenas del mundo en desarrollo que están siendo arrollado por el agenda pro-corporativa del Banco Mundial», añadió Anuradha Mittal. «Iniciativas como los Rankings Doing Business  del Banco Mundial alientan a los gobiernos a robar a los pobres para dárselo a los ricos. Eso debe terminar».

 

###

 

Para obtener más información o programar una entrevista con los portavoces de la campaña, por favor póngase en contacto con Kristen Thomaselli al (202) 471-4228 ext. 101 kristen@keybridge.biz.

 

Para leer el informe, ‘La Ceguera Voluntaria: ¿Cómo Los Rankings Doing Business del Banco Mundial (DB) Empobrecen a los Pequeños Agricultores’, así como fichas de datos nacionales sobre el mal negocio del Banco Mundial en el mundo en desarrollo, por favor visite: http://www.ourlandourbus.wpengine.com

 

El Banco Mundial, acusado de destruir la agricultura tradicional para apoyar el acaparamiento de tierras de los consorcios empresariales

Descarga el comunicado de prensa

—PARA SU INMEDIATA PUBLICACIÓN—

CONTACTO:
Kristen Thomaselli
(202) 471-4228 ext. 101
kristen@keybridge.biz

El Banco Mundial, acusado de destruir la agricultura tradicional para apoyar el acaparamiento de tierras de los consorcios empresariales

Oakland, California, 31de marzo.— El día de hoy, el Instituto Oakland y /The Rules, en colaboración con otras organizaciones no gubernamentales, de agricultores y de consumidores del mundo entero, lanzaron una campaña llamada “Nuestra Tierra, Nuestro Negocio”, encaminada a responsabilizar al Banco Mundial por la función que desempeña en el robo desenfrenado de la tierra y los recursos de algunos de los pueblos más pobres del mundo, de granjeros, pastores y comunidades indígenas que, no obstante, son quienes aseguran la producción de alimentos para el planeta entero.

“El Banco Mundial está facilitando el acaparamiento de las tierras y sembrando pobreza al favorecer los intereses de los inversionistas extranjeros en detrimento de los de las poblaciones locales”, declaró Anuradha Mittal, directora ejecutiva del Instituto Oakland.

“Los campesinos, los pequeños ganaderos y pastores son quienes actualmente alimentan al 80% de la población de los países en vías de industrialización. El hecho de que el Banco Mundial los margine en provecho de las empresas agroindustriales occidentales traiciona la descuidada estrategia de desarrollo a corto plazo de la institución”, indicó Alnoor Ladha, director ejecutivo de /The Rules.

Las calificaciones de facilidad para hacer negocios del Banco Mundial, que clasifican a los países en función de la forma como los tecnócratas de Washington perciben que es “fácil hacer negocios” han forzado a muchos mandatarios de países en desarrollo a desregular sus economías con la esperanza de atraer la inversión extranjera. Pero lo que el Banco Mundial considera benéfico para las empresas extranjeras muchas veces es exactamente lo contrario para los agricultores, ganadores y pastores de esos países.

En el sector agrícola, las calificaciones para hacer negocios han estimulado a los gobiernos a convertir sus tierras en una mercancía: y a venderla o a rentarla a los inversionistas extranjeros, independientemente del impacto social o ambiental. Los campesinos, los ganaderos, los pastores, los pueblos indígenas, son las víctimas de esta aproximación, mientras que los gobiernos y las empresas transnacionales que trabajan mano a mano para despojarlos de sus tierras y, en el proceso, obtener el apoyo del Banco Mundial.

Las consecuencias han sido ya devastadoras. Gracias a las reformas y a las políticas guiadas por el Banco, Sierra Leone les ha quitado a las poblaciones rurales del país el 20% de sus tierras arables y se las ha rentado a los productores extranjeros de caña de azúcar y de aceite de palma. Y, en Liberia, las gigantescas productoras de aceite de palma británicas, malasias e indonesias han obtenido contratos a largo plazo sobre más de 1.5 millones de acres de tierras que pertenecían tradicionalmente a las comunidades locales.

Ahora, el problema del acaparamiento de las tierras está por empeorar. Bajo la presión del G8 y con el apoyo financiero de la Fundación Gates, el Banco está duplicando la metodología de su clasificación fetiche para aplicarla a un nuevo programa denominado en inglés Benchmarking the Business of Agriculture (BBA), que quiere decir hacer estudios comparativos del negocio de agricultura. El objetivo explícito del BBA es promover “la emergencia de un sector agrícola comercial fuerte”. Las clasificaciones del BBA recompensarán de hecho la desregulación de los sectores agrícolas mientras se espera que faciliten aún más el acaparamiento de las tierras en el mundo entero.

“Estamos haciendo un frente de defensa con los campesinos, los ganaderos, los pastores y los pueblos autóctonos de los países en desarrollo que hoy están siendo arrasados por la agenda empresarial del Banco Mundial —añadió Anuradha Mittal—. Iniciativas como las clasificaciones de facilidad para hacer negocios del Banco animan a los gobiernos a robarles a los pobres para darles a los ricos. Eso se tiene que acabar.”

###

Para más informes o para programar una entrevista con Anuradha Mittal y Alnoor Ladha, por favor comuníquese con Kristen Thomaselli al (202) 471-4228 ext. 101 o a kristen@keybridge.biz.

Visite este enlace para leer el informe Ceguera intencional: cómo las clasificaciones del Banco Mundial empobrecen a los campesinos, junto con las hojas de datos de los países sobre los negocios perjudiciales del Banco Mundial en los países en vías de industrialización:
www.ourlandourbus.wpengine.com

Sobre el Instituto Oakland

El Instituto Oakland es un círculo de reflexión independiente cuya misión es incrementar la participación ciudadana y promover un debate equitativo sobre las cuestiones sociales, económicas y ambientales (www.oaklandinstitute.org).

Sobre /The Rules (/TR) (Las Reglas del Juego)

/TR es una red mundial de organizadores y activistas que se proponen replantear y redistribuir el poder para quienes actualmente son los más pobres y marginados. /TR trabaja con organizaciones de la sociedad civil, con movimientos sociales y con activistas de las bases comunitarias para crear campañas intercomunitarias que movilicen a la gente con el objetivo de cambiar las políticas, las prácticas, las creencias y las causas estructurales de la desigualdad y de la pobreza (www.therules.org).